Reto Alfabeto Dulce - Triángulos de pera y requesón

Hola amigos!! De nuevo estamos aquí el día 25 como cada mes, para mostrar la receta con la que participamos en el Reto Alfabeto Dulce.
Este mes los ingredientes eran pera y requesón, y la verdad es que íbamos muy justos de tiempo, así que decidimos hacer algo facilito pero no por ello menos delicioso, unos triángulos de pasta filo rellenos de requesón y pera caramelizada.

Triángulos de pera y requesón

Ingredientes (para unos 6 triángulos):

- 15 gr. de mantequilla
- Una pera
- Una cucharada de azúcar
- 100 gr. de requesón
- Una hoja de pasta filo
- Un poco de mantequilla derretida para cerrar los triángulos

Triángulos de pera y requesón

Preparación:

Comenzaremos caramelizando la pera, para ello cortamos la pera en trocitos pequeños y la ponemos en una sartén junto con la mantequilla y el azúcar a fuego medio. Vamos removiendo hasta que la pera vaya tomando color y el almíbar se dore y reduzca. En ese momento apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Una vez que la pera está fría, la mezclamos con el requesón y vamos rellenando y formando los triángulos. Para cerrarlos pincelaremos la pasta con un poco de mantequilla derretida. No tenemos fotos del paso a paso pero os mostramos un dibujo de Dulces Bocados en el que se ve muy bien el proceso. Podéis también pincelar la pasta por fuera con la mantequilla para que se doren, nosotros en este caso preferimos no hacerlo.

Imagen del blog Dulces Bocados


Horneamos a 180ºC (con el horno previamente precalentado) hasta que la masa se dore, y servimos con un poco de miel por encima.

Triángulos de pera y requesón

Un bocado suave y delicioso que seguro repetiremos porque no encantó el resultado. En casa no somos muy fans de la pera, pero pronto volverán a caer estos triangulitos porque están deliciosos!

Triángulos de pera y requesón

Volvemos el mes que viene como siempre con el próximo Reto Alfabeto Dulce, hasta entonces, pasad un buen mes!!

Helado de aguacate y yogurt - Reto Alfabeto Dulce

¡Buenos días amigos de Más que pasta! Volvemos otro mes más fieles a nuestra cita con el Reto Alfabeto Dulce. En agosto el reto se va de vacaciones, ¡no penséis que nos escaqueamos para no participar!
Los ingredientes de este mes eran el xylitol (o xilitol) y el aguacate. Unos ingredientes un tanto diferentes, por lo que tuvimos que investigar, sobre todo ese tipo de azúcar del que todos hemos oido hablar, pero del que sabíamos muy poco.
El xilitol es en realidad un azúcar alcohol que se obtiene de la madera del abedul, por ello también es conocido como azúcar de abedul. Es menos calórico que el azúcar blanco (40% menos) y su índice glicémico es 8, mientras que el del azúcar blanco es de 70. También es apto para diabéticos, ya que no afecta a la producción de insulina. También os tenemos que decir que un consumo elevado de xilitol (más de 40-50 gr diarios) puede tener efectos laxantes y provocar malestar estomacal.
Al buscar la equivalencia descubrimos que la cantidad a emplear es la misma que la de azúcar, por tanto es muy fácil sustituirlo en nuestras recetas.

Helado de aguacate y yogur - Más que pasta

Como también leímos que al contacto con la saliva provoca un ligero efecto de frío, decidimos emplearlo en un delicioso helado, para así despedir el verano con un buen (y refrescante) sabor de boca. Así que aquí lo tenéis, helado de aguacate y yogur (receta adaptada de esta otra).

Ingredientes:

- Un aguacate
- 1 cucharada de zumo de limón
- Un chorrito de ron
- 1/2 lima
- 250 gr de yogur griego
- 90 gr de xilitol

Helado de aguacate y yogur - Más que pasta

Preparación:

Para empezar, trituramos los aguacates junto con el zumo de limón, podemos hacerlo con un tenedor o con la batidora o el robot de cocina.
A continuación, añadimos el ron, el zumo de la media lima y el xilitol (nosotros lo pulverizamos antes en la Thermomix) y mezclamos bien. Guardamos esta mezcla en el congelador durante una hora. 
Pasado ese tiempo lo sacamos, removemos y añadimos el yogur. Guardamos el helado de nuevo en el congelador y repetimos el proceso, dejándolo una hora, removiendo y otra vez al congelador. Esto lo hicimos unas cuatro veces y al probarlo ya no se notaba ningún cristal, por lo que es suficiente con ese tiempo.

Helado de aguacate y yogur - Más que pasta

Y ya está, ¡no tiene mayor dificultad! Probablemente podríamos habernos ahorrado el tener que remover cada hora utilizando la heladera, pero no teníamos el recipiente preparado y no estábamos en casa, asi que lo tuvimos que hacer a mano, que tampoco es mucha molestia.

¿El sabor? Nos sorprendió muchísimo: refrescante, suave y nada empalagoso, así que el verano que viene repetiremos este helado seguro.

Aunque aún hace calor, por lo que os animamos a que lo hagáis porque además no se tarda nada y es un postre muy original que puede sorprender a vuestros amigos.

Nos vemos en octubre con el siguiente reto, esperamos que tengáis un buen inicio de curso y que vuestra cuesta de septiembre no sea muy dura, ¡hasta el mes que viene!

Mini Lime Pie - Reto Alfabeto Dulce

¡Hola de nuevo amigos de Más que Pasta! Como ya anunciamos en nuestra anterior entrada, volvemos a publicar un mes más nuestra participación en el Reto Alfabeto Dulce, organizado por Ana, del blog Cook the Cake. Este mes los ingredientes que teníamos que utilizar eran nueces y lima, así que pensamos que un refrescante pastel de lima y merengue sería lo ideal para esta época. 
No es para nada complicado de hacer, y ya veréis que se tarda muy poquito, aunque hay que dejar tiempo entre una preparación y otra. ¡Vayamos con la receta!

Mini Lime Pie - Mas que pasta

Ingredientes:

Para la base:
- 90 gr de harina
- 15 gr de nueces trituradas
- 65 gr de mantequilla
- 45 gr de azúcar
- 1/2 huevo

Para el lime curd, podéis ver tanto los ingredientes como la preparación en esta otra receta, os aconsejamos hacer la mitad u os sobrará bastante crema. 

Mini Lime Pie - Mas que pasta

Para el merengue:
- 2 claras de huevo
-  35 gr de azúcar

Preparación:

Vamos a comenzar haciendo la base de nuestros mini pasteles, para ello batimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Después añadimos el huevo y volvemos a mezclar bien, y por último añadimos la harina tamizada y las nueces y mezclamos con una espátula. Formamos una bola con la masa, la tapamos con film transparente y la ponemos en la nevera al menos durante media hora (nosotros la tuvimos toda una noche).
Cuando vayáis a preparar las bases, precalentamos el horno a 170º, estiramos la masa y la ponemos en los moldes. Hornemos durante 7 minutos, o hasta que veamos que nuestras tartaletas están doradas. Entonces sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mini Lime Pie - Mas que pasta

Mientras se enfría la masa y se hornean las tartaletas, podemos preparar la crema, que deberá enfriarse también antes de ponerla sobre las bases de nuestros pastelitos.

Una vez que tengamos frías todas las elaboraciones, prepararemos el merengue. Lo ideal es hacer un merengue italiano, para el que hay que preparar un almíbar previamente. En nuestro caso la falta de tiempo nos obligó a preparar un merengue normal, batiendo las claras frías junto con el azúcar hasta obtener un merengue firme.

Para montar los mini pasteles, tan solo hay que rellenar las tartaletas con lime curd y poner encima el merengue. Donde nos encontramos ahora tampoco teníamos el soplete, pero metimos unos minutos los pasteles en el horno a 160º solo con el grill activado.

Mini Lime Pie - Mas que pasta
Después dejamos enfriar, metemos en la nevera y ¡listo! El contraste del lime curd con el merengue es delicioso, y además no resulta un bocado muy pesado. Os lo recomendamos para servir en una merienda junto con un granizado bien fresquito.

Esperamos que estéis disfrutando del verano y de las vacaciones, ¡quien las tenga! ¡Nos vemos en el próximo reto masquepastosos!

Tartaletas de yogur y melocotón - Reto Alfabeto Dulce

Buenos días amigos de Más que Pasta!! ¿Como lleváis el verano? Esperamos que no muy asfixiados con este calor adelantado. 

Tartaletas de yogur y melocotón - Mas que pasta

Hoy es 25 de junio, y además de felicitar al fotógrafo del blog, toca publicar receta del Reto Alfabeto Dulce de este mes. Los ingredientes a utilizar en esta ocasión eran: obleas y melocotón. Podíamos utilizar cualquier tipo de oblea, así que nosotros nos decidimos por hornear obleas para empanadillas formando unas tartaletas. Queríamos un postre fresquito, que es lo que apetece ahora; y sencillo, porque tampoco apetece meterse horas en la cocina con estas temperaturas, así que os presentamos nuestra receta: unas tartaletas de yogur con melocotón.

Tartaletas de yogur y melocotón - Mas que pasta 
Ingredientes:

- Obleas para empanadillas
- Yogur natural azucarado
- Mermelada de melocotón
- Melocotones

Tartaletas de yogur y melocotón - Mas que pasta

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es hornear las obleas para formar las tartaletas, para ello comenzamos precalentando el horno a 200ºC. Para darles esa forma hemos utilizado unos bandejas para cupcakes, las ponemos dentro y doblamos para que se adapten al molde. No es necesario pincelarlo ni nada, ya que no se pegan. Horneamos unos 5 minutos, o hasta que veáis que están doradas. Una vez están lista, las sacamos y dejamos enfriar.

Mientras las obleas se enfrían preparamos el relleno, tan solo tenemos que cortar el melocotón en trocitos pequeños y mezclarlo con el yogur. 

Tartaletas de yogur y melocotón - Mas que pasta

Para montar el postre, ponemos una cucharadita de mermelada en el fondo de cada tartaleta y a continuación la terminamos de llenar con la mezcla de yogur y melocotón. Si no las vais a comer en el momento, guardamos la mezcla de yogur en la nevera y lo montamos en el momento de servir, ya que las obleas se humedecen.

Fin de la receta, ¿ha sido muy difícil eh? Os lo habíamos avisado, queríamos algo sencillo para tener que pasar en la cocina el menor tiempo posible. 

Tartaletas de yogur y melocotón - Mas que pasta

No hemos puesto cantidades porque eso ya depende de vosotros, lo que sí os decimos es que con un yogur os da para rellenar cuatro tartaletas. 
Otro consejo, al hornear las obleas podéis ponerles un poquito de azúcar para endulzarlas y así darle otro toquecito de sabor.
Esta forma de hornearlas nos sirve para rellenar tanto con cositas dulces como saladas, quedan muy bien a la hora de presentarlas y se preparan en un momento, por eso creemos que son ideales para preparar unos aperitivos para las cenas de veranos.

Nos vemos el mes que viene de nuevo en el reto, ¡pasad un feliz verano!

Bizcocho de zanahoria con crema de chocolate blanco - Reto Alfabeto Dulce

¡Hola amigos de Más que pasta! Volvemos hoy, después de 3 meses de ausencia para participar en el Reto Alfabeto Dulce que cada mes organiza Ana, de Cook the cake. Hemos estado desaparecidos porque nuestro tiempo libre ahora es practicamente inexistente, pero no queremos que este blog quede en el olvido y nos gustaría publicar al menos una entrada (la de este reto) todos los meses. También esperamos estar más libres dentro de poco y en cuanto tengamos un hueco intentaremos actualizar.

Bizcocho de zanahoria con crema de chocolate blanco - Reto Alfabeto Dulce

Este mes los dos ingredientes que había que utilizar eran zanahoria y chocolate. Nosotros nos hemos decantado por utilizar chocolate blanco y hemos preparado una crema con queso crema y nata que al bizcocho le va fenomenal. La crema no queda firme, ya que no utilizamos mucha nata, buscábamos algo ligero solo para poner encima y no para rellenar. Y el bizcocho...sin palabras, jugoso, húmedo, con un ligero toque de canela, ¡no podríamos haber elegido mejor receta! Hemos utilizado la del blog Dulce Sentimiento, aunque sin nueces, ya que nuestro fotógrafo es alérgico y no podíamos privarlo de esta delicia de postre.

Bizcocho de zanahoria con crema de chocolate blanco - Reto Alfabeto Dulce

Ingredientes:

Para el bizcocho:
- 240 ml de aceite de girasol
- 4 huevos medianos
- 400 gr de zanahorias con la piel
- 280 gr de harina
- 200 gr de azúcar moreno
- 2 cucharaditas de bicarbonato
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- Una pizca de sal
- 2 cucharaditas de canela

Para la crema:
- 180 gr de chocolate blanco para postres
- 250 gr de queso crema
- 50 + 200 ml de nata para montar

Bizcocho de zanahoria con crema de chocolate blanco - Reto Alfabeto Dulce

Preparación:

Empezamos preparando el bizcocho, para ello lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 180ºC y batir en un bol los huevos junto con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee un poco. A continuación, añadimos el aceite y volvemos a batir hasta integrarla completamente. El siguiente paso será pelar las zanahorias, rallarlas, e incorporarlas a la mezcla anterior escurriéndolas un poco para quitarles algo de humedad.

En otro bol, tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal y la canela. Y lo añadimos a la mezcla anterior batiendo lo justo para que se integre. Engrasamos el molde, vertemos la mezcla en él y horneamos durante 50 minutos, o hasta que al pinchar el bizcocho el palillo salga limpio.

Cuando el bizcocho esté listo, lo sacamos del horno, dejamos enfriar unos 10-15 minutos, desmoldamos y esperamos a que se enfrie completamente.

Una vez que el bizcocho está frío, preparamos la crema. Comenzamos poniendo en un cazo pequeño 50 ml de nata, cuando comience a hervir lo apartamos y añadimos el chocolate troceado, removiendo hasta que se derrita por completo. Mientras esta mezcla se enfría un poco, en un bol batiremos la nata, pero no hasta montarla, sino solo semi montada, no es necesario que quede muy firme. Una vez tenga la textura que buscamos, añadimos el queso y batimos de nuevo. Por último, añadimos el chocolate y batimos hasta tener una mezcla homogénea.

Para terminar solo tendremos que poner la crema encima del bizcocho, o cortarlo en trocitos como hicimos nosotros para preparar porciones individuales, eso ya lo dejamos a vuestra elección.

Bizcocho de zanahoria con crema de chocolate blanco - Reto Alfabeto Dulce

Recién preparado está buenísimo, pero al día siguiente está ¡¡diez mil veces mejor!! Es una receta muy sencilla, con ingredientes que podemos encontrar en cualquier sitio y que seguro gusta a todo el mundo, ¡aunque no les guste la zanahoria!
Nos leemos en el próximo reto, ¡prometido!

Mousse de yogur con gelatina de fresa - Reto Alfabeto Dulce

¡Hola amigos de Más que pasta! Un mes más nos pasamos por aquí para mostrar la receta que hemos preparado para el Reto Alfabeto Dulce. Este mes los ingredientes a utilizar eran fresas y pistachos; en cuanto los vi me acordé de una receta de MJ que había visto hacía poco, así que decidí versionarla cambiando los ingredientes y la cobertura, y haciendo una tarta en lugar de pastelitos individuales. Si queréis ver la receta original, podéis hacerlo aquí.

Esta receta no es complicada, pero su elaboración lleva un poco más de tiempo que las que solemos preparar habitualmente, a pesar de ello el resultado merece mucho la pena, ¡porque está deliciosa!  

Mousse de yogur con gelatina de fresa - Más que pasta

Ingredientes (para un molde de 18 cm.):

Para la gelatina de fresa:
- 150 gr de fresas trituradas y coladas
- 2 hojas de gelatina neutra

Para la pasta de pistacho:
- 50 gr de pistachos pelados
- 1 cucharadita de aceite de girasol

Para el bizcocho de pistacho:
- 60 gr de harina de trigo
- 2 huevos
- 25 gr de pasta de pistacho
- 50 gr de pistachos pelados
- 60 gr de azúcar
- 90 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 4 gr de levadura Royal
- 75 ml de nata para montar (+ 35% M.G.)

Para la mousse de yogur:
- 250 gr de yogur griego sin azúcar (2 yogures)
- 300 ml de nata para montar
- 100 gr de azúcar glas
- 4 hojas de gelatina neutra
- 60 ml de agua
- 2 claras de huevo

Para la cobertura:
- 200 gr de chocolate blanco de cobertura
- 50 ml de nata líquida
- 25 gr de mantequilla
- Colorante rojo en polvo (Rainbow Dust)

 Mousse de yogur con gelatina de fresa - Más que pasta

Preparación:

Lo primero que hay que preparar es la gelatina de fresa, para hacerlo trituramos las fresas y las pasamos por un colador para quitar las pepitas. Ponemos las dos hojas de gelatina en remojo en agua fría y mientras calentamos en un cazo las fresas trituradas hasta llegar a ebullición. Alcanzado ese punto, las apartamos del fuego, añadimos la gelatina escurrida y removemos hasta que se disuelva. A continuación la ponemos en un molde redondo, unos centímetros más pequeño que el que vamos a usar para la tarta. Dejamos enfriar y metemos a la nevera para que termine de cuajar. Es aconsejable dejarla de un día para otro, así nos aseguraremos de que está totalmente cuajada.

Al día siguiente, prepararemos el bizcocho y la mousse. Para esto tenéis dos opciones: poner el bizcocho en la parte de abajo del molde y después montar la tarta encima (para ello hay que preparar primero el bizcocho y dejar enfriar antes de poner en el molde); o preparar la tarta invertida, poniendo primero la mousse con la gelatina, después el bizcocho y darle la vuelta al final para cubrirla.
Nosotros elegimos la segunda opción por una cuestión de organización del tiempo, pero os aconsejamos la primera.

Para preparar el bizcocho, lo primero que hay que preparar es la pasta de pistacho, para lo que trituraremos los pistachos pelados junto con el aceite hasta obtener la pasta. Parad de vez en cuando la trituradora para mezclar y bajar la pasta que quede en las paredes.
Una vez lista la pasta, nos pondremos con el bizcocho. Lo primero que haremos será triturar los pistachos hasta obtener una especie de "arena", y los ponemos en un bol junto con la harina y la levadura. Después mezclamos la pasta de pistacho con la nata, removemos bien y reservamos.
En un bol, batimos con las varillas la mantequilla (recordad que debe estar a temperatura ambiente, punto pomada) y el azúcar. Cuando la mezcla empiece a blanquear, añadimos las yemas de los huevos (reservamos las claras) una a una, integrando bien la primera antes de añadir la segunda. Ahora incorporamos la mezcla de harina, levadura y pistachos en dos o tres veces y cuando esté bien mezclado, la nata y la pasta de pistacho. 
A continuación montamos las dos claras a punto de nieve y las incorporamos a la masa con una espátula y realizando movimientos envolventes. 
Ponemos la masa extendida en una bandeja de horno con papel vegetal y horneamos a 180ºC (con el horno precalentado), durante 15 minutos.

Mientras el bizcocho se enfría una vez horneado, prepararemos la mousse de yogur. Ponemos en remojo en agua fría la gelatina y mientras se hidrata calentamos en un cazo el agua y el azúcar glas hasta que ésta se disuelva y la mezcla empiece a hervir. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas, removiendo hasta disolverlas. Dejamos enfríar unos 10 minutos. 
Ponemos los yogures en un bol y vamos dejando caer el almíbar una vez tibio, en forma de hilo, removiendo a la vez para mezclarlo con el yogur.
En otro bol, montamos la nata e incorporamos después la mezcla del yogur con una espátula. Montamos las claras a punto de nieve en otro bol, y vamos mezclándolas con la nata y el yogur, siempre con movimientos envolventes para que la mousse no se baje mucho.

Empezaremos ahora a montar la tarta, cortamos el bizcocho del tamaño del molde, lo ponemos en el fondo y encima ponemos la mitad de la mousse y llevamos al congelador durante media hora aproximadamente.
Una vez haya endurecido, colocamos encima la gelatina de fresa que ya habrá cuajado, y añadimos el resto de la mousse tapándola y alisando bien la superficie. Volvemos a meter la tarta en el congelador mientras preparamos la cobertura, ya que ésta estará caliente al ponérsela encima y no queremos que la mousse se derrita.

Para la cobertura hemos preparado un ganache de chocolate blanco, al ser una mousse cuya consistencia es muy blandita, no podemos repasar mucho la cobertura una vez la hemos dejado caer sobre la tarta, por eso el acabado no será perfecto. Comenzamos poniendo la nata en un cazo, cuando comience a hervir, la retiramos del fuego y añadimos el chocolate blanco troceado y removemos con unas varillas hasta que se derrita por completo. A continuación añadimos la mantequilla y removemos también hasta tener una mezcla homogénea. Y por último ponemos el colorante en polvo, añadiendo poco a poco hasta alcanzar el color deseado.
Para bañar la tarta, la ponemos sobre una rejilla y dejamos caer el ganache en el centro, ayudándonos de una espátula para hacerla caer por los lados. Metemos la tarta en la nevera hasta la hora de servir.

Mousse de yogur con gelatina de fresa - Más que pasta

Entendemos que os podéis asustar al leer la receta, pero os animamos a hacerla porque es una tarta muy suave y la mousse no resulta nada dulce. También podéis cambiar la cobertura por una mermelada, o incluso poner la gelatina por encima una vez cuajada la mousse, eso ya lo dejamos a vuestra elección. 
Nos vemos el mes que viene con el siguiente reto.
¡Disfrutad del Carnaval!





Trufas de chocolate blanco con coco y ron - Reto Alfabeto Dulce

¡Buenas tardes amigos de Más que pasta! Siiiii, ¡¡hemos vuelto!! Volvemos hoy, 25 de Enero para mostraros como cada mes nuestra aportación al Reto Alfabeto Dulce, cuyos ingredientes a utilizar eran el coco y el ron. El mes pasado nos fue imposible participar, pero este no podíamos dejarlo pasar. Hemos sacado un poquito de tiempo para traeros unas deliciosas trufas de chocolate blanco con coco y ron. Sabemos que tenemos el blog abandonado...pero es que nos es imposible sacar tiempo para más, ¡ni para cocinar casi lo tenemos! Os dejamos con la receta de este mes.
Trufas de chocolate blanco con coco y ron - Reto Alfabeto Dulce

Ingredientes:
- 250 gr. de chocolate blanco
- 70 gr. de nata líquida (35% M.G.)
- 15 gr. de mantequilla
- Un chorrito de ron
- Coco rallado

Trufas de chocolate blanco con coco y ron - Reto Alfabeto Dulce


Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es calentar la nata en un cazo, y mientras lo hace, troceamos el chocolate blanco y lo ponemos en un bol. Cuando la nata comience a hervir, la echamos en el bol y dejamos que vaya derritiendo el chocolate. Pasado un minuto, removemos para terminar de fundir el chocolate y añadimos la mantequilla y el ron. Seguimos removiendo hasta que tengamos una mezcla homogénea. Una vez que todo esté mezclado, dejamos reposar hasta que enfrie, la tapamos y la metemos en el frigo, unas 4-5 horas, hasta que se endurezca y podamos formar las bolitas. 

Para rebozar las trufas hemos utilizado coco rallado, tostamos un poco aproximadamente un tercio del coco en una sartén y lo mezclamos con el resto, así les daremos un puntito de sabor y de color. Dejamos enfriar también el coco, si no lo hacemos a la hora de rebozar las trufas se resblandecerán y no podremos darles forma.

Una vez que tenemos todo frío, con una cuchara vamos cogiendo un poco del chocolate y formando las bolas con las manos, después las pasamos por el coco rallado y una vez que estén todas formadas, las metemos de nuevo en la nevera para que no pierdan su forma.

Trufas de chocolate blanco con coco y ron - Reto Alfabeto Dulce
¡Y ya tenemos listas nuestras trufas! Como veis es una receta muy muy sencillita, que tampoco lleva mucho tiempo. Estas trufas son ideales para tomar un caprichito dulce después de comer, o para acompañar un café; en realidad son ideales para cualquier momento ¡porque están deliciosas!

Intentaremos volver a actualizar en cuanto tengamos un huequecito...pero es que ultimamente nos faltan minutos en las horas y horas en los días. Esperamos que disfrutéis de la receta ¡y nos vemos en el próximo Reto Alfabeto Dulce!